Blog

Año nuevo y propósitos para una salud 10

Año nuevo y propósitos para una salud 10

Llega un nuevo año y con él, una serie de nuevos propósitos para cumplir que no se han hecho necesariamente realidad en el año anterior. Entre los más populares, os vamos a presentar los que generalmente son de dominio colectivo y las posibilidades que se ofrecen para que se lleven a cabo.

  1. Hacer más ejercicio: A muchos, debido a su estilo de vida, les cuesta mucho esfuerzo cumplir con las rutinas fuera del trabajo, y deportivas, específicamente. El estrés del trabajo, las tareas domésticas y otras responsabilidades nos alejan en muchas ocasiones de tener ese cuerpo sano y esbelto que tanto nos apetece lucir.

# La práctica de Yoga, Pilates o Body Balance es muy recomendable si lo que quieres es, precisamente, librarte del estrés acumulado y empezar a hacer algo de ejercicio. Son ejercicios que ofrecen una solución muy completa para la salud mental y física. Aunque hay personas que lo practican como si fuese un deporte más, la verdad es que sienta muy bien practicarlo para liberar tensiones y pensamientos almacenados que nos pesan en el día a día.

 

  1. Comer mejor: Otro de los grandes problemas compartidos por muchos es el hecho de la mala alimentación, tanto a diario durante la jornada laboral como los fines de semana o en nuestro tiempo libre. A todos nos asusta ver cómo con el paso del tiempo, la salud se puede ver resentida por culpa de pequeños malos hábitos que se acumulan día a día, año tras año, sin darnos cuenta. Picar entre horas, eliminar alguna comida principal, abusar de ciertos alimentos o la carencia de otros cuantos se traduce en un empeoramiento progresivo de nuestra salud en general. Una mala alimentación puede ocasionar daños irreversibles a órganos principales como corazón, hígado, páncreas, intestino, etc.

# Con una buena alimentación, ayudamos a nuestro cuerpo a asimilar los nutrientes que este necesita y a tener una salud de hierro. Cumplir con ello es tan sencillo como “reeducar a nuestra mente” para integrar estas costumbres en nuestro plato. Existen métodos muy exitosos como el Método San Pablo, reputado y con un sistema lógico y saludable para quienes lo prueban que defiende que no engordamos por comer mucho, sino por comer mal.

 

  1. Dejar/limitar el alcohol: En ocasiones a más de uno le ha jugado una mala pasada tomar alguna copilla de más, por eso cuando llega el año nuevo, tenemos este concepto muy reciente y enseguida levantamos el vaso del agua al cielo para dejar atrás los combinados. No sólo conlleva una mala reputación y diversos trastornos físicos y psicológicos tras su consumo en exceso, sino que contiene una cantidad importante de calorías vacías, que engordan y pueden provocar enfermedades cardiovasculares.

# Una Copa de vino con el almuerzo, sin embargo, es una opción saludable, cargada de antioxidantes, que ayuda a la circulación sanguínea y previene enfermedades degenerativas del cerebro.

 

  1. Visitar al médico cuando lo considere necesario: En ocasiones, dejamos de ir al médico cuando nos encontramos mal o alguna dolencia nos preocupa, por miedo a que nos diagnostiquen enfermedades o impliquen que comencemos un tratamiento que puede obligarnos incluso de por vida. Acudir al médico es importante si sentimos molestias que realmente pueden ocasionar una enfermedad, para darnos tranquilidad o salir de dudas, pero el abuso no es bueno.

# No hay que confundir la necesidad de buscar respuesta gracias a un profesional médico con el uso y abuso de medicamentos sea o no sea controlado. El efecto que algunos medicamentos provocan al cuerpo a largo plazo puede repercutir en limitación en la efectividad, adicciones, úlceras, trastornos de comportamiento, etc. La medicina alternativa, sin embargo, es una solución saludable para combatir gran cantidad de dolencias comunes. La información a través de un profesional, es siempre la mejor forma de conocer qué tratamientos son los más aconsejables según cada caso.

 

  1. Dormir y descansar mejor: En nuestra cultura especialmente, trasnochar se ha convertido en costumbre. Este hecho hace que en ocasiones nuestro rendimiento en el trabajo o fuera de él se deteriore y nos provoque cansancio, taquicardias, malestares digestivos, etc. Por eso incluimos en nuestros propósitos de año nuevo aquellos que nos van a hacer gozar de mayor salud, y dormir es sin duda una de ellos.

# Dormir una hora más nos reporta un descanso mayor y por tanto el cuerpo ha podido almacenar con tiempo nuestros recuerdos, que es lo que libera de espacio a nuestro cerebro para la actividad al día siguiente.

 

  1. Estresarnos menos: Queremos reducir nuestro estrés para poder llevar una vida más tranquila, y es que, a una inmensa mayoría de la población adulta se le diagnostica en algún momento este trastorno. Las repercusiones son nefastas sobre la salud física y mental.

# La meditación es una solución muy eficaz para combatir situaciones de estrés, ayudando a controlar las emociones a través de técnicas de concentración y respiración. En muchos casos, se consigue reducir notablemente el nivel de estrés y ayuda a evitar focalizar la atención en situaciones de conflicto.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar