Blog

Chía

Chía
chía

¿Qué es?

Es la semilla proveniente de la planta llamada «salvia hispánica» que es originaria de centroamérica. Mayas y aztecas ya usaban estas semillas en su dieta.

Estas semillas tienen diferentes coloraciones que van del blanco al marrón oscuro con irregulares rayas más oscuras que le dan un aspecto de pequeños cantos rodados.

Tiene mucha fibra (más que la avena), es una fibra soluble que produce un efecto saciante y efecto prebiótico cuando se toma entera.

Cada 100gr de estas semillas contienen un 30% de ácidos grasos, 24g de ellos poliinsaturados. Destaca el ácido linolénico (precursor del DHA) así que es una buena fuente no animal de este Omega 3 al igual que sucede con el lino (que lo veremos en otro post).

También contiene unos 17gr de proteína y 42gr de hidratos de los cuales 34 son fibra.
Sus antioxidantes evitan los radicales libres y ralentizan el envejecimiento celular, es fuente de vitaminas y minerales entre los que destaca el calcio con unos 630mg (aproximadamente 5 veces mas que la leche por la misma medida), magnesio 335mg, Fósforo 860mg, manganeso, hierro…

Muchas de estas cantidades equivalen a las dosis diarias necesarias por persona, pero claro ¡no podemos comer 100gr de chía!

La dosis diaria es en general de poco más de 20gr así que hay que dividir los valores nutricionales por la cantidad que ingerimos realmente.

Si queréis ver todos los componentes de la chía está disponible en la página de la USDA (departamento de agricultura norteamericano) el análisis detallado de sus nutrientes (en inglés) los datos publicados a día de hoy son de Abril de 2019.

La chía, al ser una semilla muy seca, al contacto con el agua absorberá más de 10 veces su peso y se creará una barrera de gel o mucílago (que es la fibra soluble) a su alrededor. Esta característica puede ayudar con el control del colesterol y retardar la entrada de azucares en sangre.

Si las tomamos sin estar en remojo, estas incrementarán su tamaño en nuestro estomago e intestino ayudando también a crear sensación de saciedad. Otra de las ventajas es que puede ayudarnos con el tránsito intestinal.

No contienen gluten.

Como hemos dicho antes, no se aconseja tomar mucho más de 20gr diarios de chía. Una o dos veces, según estés o no acostumbrado a tomar fibra, un par de cucharadas soperas al día es una cantidad estándar aceptable (en dos tomas).

Se puede mezclar 1 cucharada sopera con medio vaso de agua (mínimo unos 30min o se puede dejar toda la noche dependiendo de lo que deseemos que gelifique), también se puede mezclar con zumos, con yogur, gachas de avena, frutas o simplemente usarla de condimento espolvoreada en ensaladas y otros platos.

¿Enteras o molidas?

Pues como todas las semillas, la parte de la cáscara es muy dura y en este caso al absorber líquidos genera mucílago a su alrededor así que: si la tomamos entera no haremos uso de la cantidad de nutrientes de su interior pero sí que nos servirá para aumentar la saciedad, el transito intestinal y crear una menor absorción de azúcares y ojo también de algunos medicamentos si nos pasamos con las cantidades.

Si optamos por la opción de tomarlas molidas haremos uso de las proteínas, minerales, ácidos grasos, etc… Recuerda molerlas en el momento de usarlas, evita almacenarlas molidas para que no se produzca una oxidación de las grasas, si mueles más de lo que vas a usar, procura guardarlo en un lugar totalmente seco, estanco, oscuro y por pocos días.

¿Puede causar problemas la chía?

Si, como todo, en exceso no es bueno. Pasarnos con la chía podría ocasionarnos problemas de hinchazón abdominal y causar una menor absorción de algunos minerales y fármacos (recordar que absorbe una gran cantidad de líquido con sus micro-partículas incluidas)

Las semillas en general, si no son digestibles, están contraindicadas en caso de tener divertículos y otros problemas intestinales mayores.

Si tienes un problema grave de salud, antes de incorporar nuevos alimentos a tu dieta, consulta con tu médico o nutricionista habitual.

Esperamos que te haya gustado el post de hoy. Ya sabes que puedes enviarnos tus preguntas y pedir cita en la web, por teléfono o e-mail.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar